Durante el año 2002 se han diagnosticado en todo el mundo más de 10 millones de neoplasias, de las cuales un 14,5% se ha diagnosticado en Europa. En España, según el Instituto Nacional de Estadística, durante el año 2004 se han registrado 100.485 muertes por tumores, de las cuales 16.182 se han producido en Cataluña. Asimismo, en esta comunidad autónoma, según el Plan Director Oncológico se estima que se diagnosticaron 33.000 nuevos casos de cáncer sobre una prevalencia de 340.000 casos. El cáncer supone la segunda causa de muerte en esta comunidad, con unas tasas ajustadas de mortalidad por cada 100.000 habitantes dentro de la media española (Cataluña, 373,23/100.000 habitantes; España, 370,5/100.000 habitantes). En el caso de los varones, y también según el Plan Oncológico, el cáncer de pulmón es el de mayor incidencia, seguido del cáncer de próstata y el colorrectal, con unas incidencias relativas de 17,7, 15,6 y 14,6, respectivamente. En las mujeres, el cáncer con mayor incidencia es el de mama, con una incidencia relativa de 29,6, seguido del cáncer colorrectal, con 15,2.

Terapias complementarias. Visión general

Las terapias complementarias y alternativas son definidas por el National Center of Complementary and Alternative Medicine (NCCAM) de Estados Unidos como un conjunto de terapias que se usan asociadas o no al tratamiento médico convencional. Por tanto, son terapias adyuvantes al tratamiento principal, es decir, son medidas de soporte para controlar síntomas, mejorar el estado general y contribuir a la salud global del paciente.

Estas terapias constituyen un grupo muy heterogéneo y en él se incluyen desde la medicina tradicional china hasta el yoga, la acupuntura, la meditación y la fitoterapia. Según la NCCAM, las terapias naturales se pueden clasificar en 5 grupos:

Terapias médicas (homeopatía, medicina tradicional china).

Intervenciones cuerpo-mente (visualizaciones, relajación, meditación, yoga).

Manipulación y métodos basados en el cuerpo (quiropráctica, osteopatía, masaje terapéutico, etc.).

Terapias biológicas (vitaminas, fitoterapia, etc.).

Terapias energéticas (Qi-gong, Tai-chi, etc.).

Importancia y utilización de las terapias complementarias

En los últimos años, el uso de terapias complementarias por parte de los pacientes ha aumentado, en parte debido a la toxicidad de determinados tratamientos médicos y especialmente los oncológicos (quimioterapia y/o radioterapia). En un estudio de pacientes con neoplasia avanzada, se realizó una encuesta para saber si utilizaban las terapias complementarias, y alrededor del 60-88% de los pacientes las había utilizado en algún momento. En otro estudio se apreció que las vitaminas y los suplementos de hierbas eran los más usados (63%), seguidos de las terapias manuales (60%), con la expectativa de mejorar la calidad de vida ante los efectos secundarios propios del cáncer y su tratamiento.

Para ver el artículo completo visita: https://www.elsevier.es/es-revista-atencion-primaria-27-articulo-medicinas-complementarias-oncologia-13098269?referer=buscador