El Qi Gong es uno de los ejercicios más efectivos que podemos encontrar ya sea por su fácil forma de poder seguir los ejercicios o por sus beneficios para la salud que te brinda. Existen muchas variantes o estilos de qi gong pero lo más recomendable es que aprendas de maestros certificados o de maestros que tienen un linaje directo. 

Damo o bodhidharma, un monje nacido en la India, llegó a China para enseñar Qi Gong, de hecho a el se le atribuye el inicio del QI Gong en el Templo Shaolin de China.

A menudo se encuentra incorrectamente escrito como “chi-kung”, “chi-gong”, Qui-gong” o “Qui-kung”, etc. Su pronunciación real se asemeja más a la primera y segunda de estas opciones, razón por la cual se ha popularizado así, pues poca gente en occidente sabe leer “pinyin”, que es el recurso oficial del idioma chino utilizado para escribir sus caracteres con el alfabeto romano.

Los sistemas verdaderos de qi gong, en general, son una de las aportaciones más valiosas de China para mejorar la calidad de vida y la salud. Es la base de la medicina tradicional china que se fundamenta en la noción de que el ser humano, al igual que todo lo demás que existe en el universo, está constituido esencialmente de una fuerza/sustancia, un impulso que fluye, que se intercambia, que se transforma y, a través de ello, forma a todas las cosas (Qi).

Así, el qi gong es la base del conocimiento chino acerca del Qi, y estudia la interrelación primaria de éste con el ser humano y la capacidad que tienen ambos para generar efectos uno en el otro. El ser humano tiene la facultad de mover o manejar el Qi tanto como tiene la facultad de controlar su respiración, y la forma más natural de hacerlo es a través de impulsos eléctricos emitidos por el cerebro y de movimientos físicos que abren, relajan y fortalecen los tejidos y conductos del cuerpo. Las técnicas desarrolladas para lograr esto son conocidas hoy como qi gong.

El qi gong es un estudio profundo y serio que ha estado a cargo de los más desarrollados maestros de la cultura china y ha evolucionado, según demuestran los registros escritos, desde hace al menos más de 5.000 años. En general, la mayoría de sistemas o estilos de qi gong consisten en la práctica de ejercicios mentales y posiciones o movimientos corporales muy suaves y sencillos que fortalecen y equilibran al cuerpo entero, potencian las facultades de la mente y alimentan los meridianos o canales por donde fluye el Qi; algunos otros tipos de qi gong utilizan respiraciones, hierbas y sonidos.

Hay dos tipos básicos de qi gong: interno y externo. El qi gong interno se utiliza para la autocuración y mantenimiento de la salud. Se puede realizar en cualquier posición, incluso de pie, sentado, caminando o acostado. El qi gong externo es practicado por los maestros de qi gong y consiste en la proyección de la energía Qi fuera del propio cuerpo para curar a otro y para fortalecer el cuerpo.

Es importante dejar muy claro que el qi gong no es un arte marcial, y sus movimientos y posturas no tienen una aplicación de combate; en cambio, tiene por objeto el permitir al cuerpo potenciar sus facultades naturales de regeneración, desintoxicación, relajación y desarrollo. Por lo tanto, esta ciencia no debe ser confundida con el “TaiJi” (o “Tai-Chi”, como también suele encontrarse equívocamente escrito), o algún otro deporte marcial. Con la instrucción adecuada, el practicante puede alcanzar estados profundos de armonía y de contacto consciente consigo mismo y con el universo.

Con diferencias en la forma de comprender y de trabajar con la estructura más esencial de la cual estamos hechos, para diversas tradiciones y filosofías, entre las que destacan las taoístas, budistas y confucionistas, el qi gong ha fundido desde hace miles de años como la práctica básica que da el sustento para lograr los más altos propósitos del desarrollo humano. Pese a lo anterior, cabe señalar que la mayoría de los sistemas de qi gong no tienen un carácter filosófico sino científico; no son ni pertenecen a religión alguna, pero tampoco están en contra de aquellas que se fundamenten en el cultivo del amor, el respeto y la verdad.

Por su profundidad y complejidad, durante miles de años se mantuvo como un conocimiento disponible solamente a monjes y maestros de China; sin embargo, hoy en día vivimos un momento de apertura. Así, el qi gong está siendo compartido con el público en general, principalmente como una herramienta de ayuda en los procesos de curación física, pues es en esta área en donde ha resultado más fácil y objetivo medir el alcance y veracidad de sus resultados.

En el Templo Shaolin tenemos los dos estilos de Qi Gong para que ya sea que escojas la forma interna con movimientos lentos y acompañados de respiración relajada; o ya sea que quieras el Qi Gong externo para fortalecer los músculos y tendones.

visita nuestra página: https://kungfu.com.mx/