Enfoque e interpretación de las manifestaciones del síndrome depresivo desde la Medicina Tradicional China, la práctica del Qi Gong una alternativa para sanar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la depresión como una enfermedad caracterizada por episodios de humor depresivo. Cada episodio se caracteriza por una bajada del estado de ánimo, una disminución de la vitalidad y una reducción del nivel de actividad.  Es frecuente una pérdida de la capacidad de interesarse y disfrutar de las cosas, una disminución en la concentración y un cansancio exagerado incluso tras un esfuerzo mínimo.

Los tratamientos más utilizados en los síndromes depresivos —como la psicoterapia y los medicamentos antidepresivos— han sido muy bien investigados y parecen ser efectivos. Sin embargo, la evidencia de algunos estudios sobre tratamientos farmacológicos no es tan fuerte como se podría suponer; algunas investigaciones han hallado incluso un efecto placebo con el uso de estos fármacos5. Su efectividad se ve reducida en la práctica por las altas tasas de deserción y de recaída, así como por la falta de resultados en algunas personas. Debido a los efectos secundarios indeseables, muchos pacientes suspenden el tratamiento farmacológico prematuramente. Entre los efectos secundarios más comunes de los inhibidores de la recaptación de serotonina y los antidepresivos tricíclicos se encuentran: problemas sexuales, fatiga, cambios en el patrón del sueño, náuseas, ganancia de peso, boca seca, visión borrosa e ideación suicida. 

Depresión desde la Medicina Tradicional China (MTC)

La MTC promueve un enfoque holístico en el que las actividades mentales, emocionales, fisiológicas o sociales son expresiones de un mismo principio vital; para la teoría médica china la totalidad está siempre presente. Toda la información acerca del síntoma y su modalización es reunida para formar un patrón de disarmonía, el cual describe una situación de desequilibrio en el cuerpo del paciente. 

Para la MTC, la Energía Vital o Qi, la Sangre y los Líquidos Orgánicos constituyen la materia fundamental del cuerpo humano. Su formación, crecimiento y distribución dependen de las actividades funcionales de los órganos y vísceras y de los meridianos.

Los órganos internos y las emociones

Se menciona en el Ling Shu que el Corazón es el gran Maestro de los órganos Zang y las vísceras Fu: es la casa donde se alberga el Shen. Por lo tanto, el Gobernador de las funciones mentales es el Corazón. Por su parte el Su Wen dice que el Corazón toma la posición de monarca, domina las actividades mentales y es el órgano que principalmente se ve afectado por las emociones. Sin embargo, no sólo el Corazón se podrá ver afectado, sino todos: los 5 órganos y las 6 vísceras también.

La relación entre cada órgano y una emoción en particular es bidireccional: el estado del órgano afectará a las emociones y las emociones afectarán el estado del órgano. El Corazón se relaciona con la alegría, el Hígado con la ira, el Pulmón con la tristeza, el Bazo con la preocupación y el Riñón con el miedo. Adicionalmente, las emociones tienen acciones específicas en las actividades funcionales y en los movimientos del Qi (p. ej., la ira hace ascender el Qi, y el miedo lo hace descender).

Alegría

La alegría es la manifestación del Corazón, favorece las funciones de este órgano. Sin embargo, la alegría en exceso puede llegar a consumir y dispersar la energía del Corazón. Y ya que el Corazón es la residencia del Shen, éste se perturbará. Esto se verá reflejado en el paciente, por ejemplo, en dificultad para la concentración, astenia mental, insomnio, entre otras manifestaciones.

Cólera

La cólera es una manifestación del sentimiento del Hígado. La cólera hace ascender la energía o Qi. La cólera reprimida duradera estanca el Qi de Hígado y puede ser causante de una depresión que se manifestará con una pérdida de los sueños, la inspiración, en general una pérdida de la dirección de la vida.

Tristeza

Tristeza y dolor son emociones que comúnmente causan enfermedad en Occidente que derivan de pérdidas o duelos. Son manifestaciones del sentimiento del Pulmón. El Pulmón gobierna el Qi; la tristeza y la pena agotan el Qi, produciendo Deficiencia de Qi de Pulmón 37, lo cual en la clínica se manifestará como respiración corta, presión en el pecho, pereza, etc. De manera similar, la persona que presenta Deficiencia de Qi de Pulmón, fácilmente se sentirá triste y melancólico.

Reflexión

La reflexión es la manifestación del sentimiento del Bazo.  La reflexión es la persistencia en examinar una idea una y otra vez. Cuando es excesiva, el pensamiento queda estancado y, puesto que la energía siempre sigue al pensamiento, la energía de igual manera se estancará.

La reflexión excesiva perturba la función de transporte y transformación del Bazo, condición importante en la producción de energía y sangre, haciendo posible que las funciones fisiológicas del organismo se realicen de manera inadecuada. Si la Sangre y la energía se debilitan, el pensamiento se debilita.

Miedo

El miedo es una manifestación del sentimiento del Riñón. El miedo hace descender la energía y afecta al Riñón, haciendo que este pierda su control; lo cual se manifiesta con cobardía, deseo de encerrarse y estar solo, fobias, entre otros.}

 

 

Tratamiento

Acupuntura y moxibustión

El tratamiento de la depresión por medio de acupuntura y moxibustión se basa en la teoría de enfermedad desde la teoría del Yin y el Yang, la teoría de los 5 elementos, órganos Zang Fu y canales y colaterales. 

Auriculoterapia

La auriculoterapia es una modalidad de tratamiento en la que la superficie externa de la oreja es estimulada con el objetivo de tratar y prevenir enfermedades. Este método ha sido utilizado en China a través de los años.

Qi gong

Esta disciplina considera el cuerpo y el espíritu como una unidad que en equilibrio se manifiesta en una Mente tranquila, que puede llegar a originar un poder natural de autosanación. Al producir una activación y circulación adecuada del Qi, este tipo de ejercicios influyen en el estado físico, emocional y psicológico. Durante la realización de esta práctica se puede llegar a algunos cambios en las actividades mentales al reducir el estrés psicológico.

En un estudio realizado entre estudiantes femeninas en una escuela de Corea se llevó a cabo una intervención utilizando el Qi gong y se logró una diferencia significativa. El grupo experimental presentó menor incidencia de estados de ansiedad y depresión, así como mejoría en la percepción de su autoestima.

Conclusión

La Medicina Tradicional China ofrece un marco para el entendimiento de las manifestaciones del síndrome depresivo y para el desarrollo de un tratamiento enfocado en la naturaleza individual de cada persona. De igual manera, puesto que se considera a los seres humanos como un continuo de cuerpo y mente, los síntomas físicos y psicológicos tienen la misma importancia. En algunas ocasiones, la medicina china explica las relaciones entre manifestaciones físicas y mentales para las que, desde el modelo occidental, podría no encontrarse ninguna asociación. Su fisiología postula una clara conexión entre los efectos somáticos y los conceptos psicológicos de mente y emoción.

Para ver el artículo completo visita:

https://www.elsevier.es/es-revista-revista-internacional-acupuntura-279-articulo-enfoque-e-interpretacion-las-manifestaciones-X188783691255848X?referer=buscador