El deporte, caminar y subir escaleras pueden aumentar el equilibrio y evitar que un tropiezo se convierta en una mala caída.

 

Cuando desee mejorar su equilibrio y reducir el riesgo de caídas, puede recurrir a un fisioterapeuta para una evaluación y ejercicios especiales. Pero a veces otros tipos de actividad física pueden hacer el trabajo. “La gente se sorprende de cómo agregar un poco de actividad extra puede hacer una gran diferencia con su equilibrio”, dice Joy Orpin, fisioterapeuta del Hospital General de Massachusetts afiliado a Harvard.

 

Problemas de equilibrio

El deterioro del equilibrio puede estar relacionado con cambios en la visión o la fuerza muscular, rigidez o dolor en las articulaciones, problemas en el oído interno o disminución de la sensibilidad debido a una cirugía articular, esguinces de tobillo o neuropatía (daño nervioso que causa entumecimiento o ardor, especialmente en los pies). Otros contribuyentes al mal equilibrio incluyen un estilo de vida sedentario o efectos secundarios de medicamentos.

No espere hasta que su equilibrio se vuelva inestable. Evite una caída y posibles lesiones abordando las condiciones subyacentes que pueden causar problemas.

 

 

Prueba estas actividades

Una manera fácil de mantener el equilibrio es agregar algunos de los siguientes ejercicios y actividades a su día.

Kung fu. Es un ejercicio que ejercita a todo el cuerpo de manera gradual, el cual al realizarlos no sólo te da equilibrio si no, fortalece la mente haciéndola más ágil que todos los sentidos. Movimientos como patear, golpear, brincar son sencillos al inicio, conforme pase el tiempo se dará cuenta que se puede  mejorar mucho más junto con una dieta.

Tai chi o yoga. Estos antiguos regímenes de ejercicio que combinan posturas y métodos de respiración que entrenan a su cuerpo para moverse en el espacio y controlar el movimiento. “Empujan sus límites de estabilidad hacia los lados, hacia atrás y hacia adelante”, dice Orpin. “Cuanto más podamos superar nuestros límites de estabilidad, más podrá nuestro cuerpo mantener el equilibrio sin tener que dar un paso para evitar caídas”.

Caminando. Caminar es bueno para los músculos y los huesos, y caminar a paso ligero es un ejercicio aeróbico, del tipo que hace latir el corazón y los pulmones. Para mejorar el equilibrio, reduzca la velocidad en una caminata rápida y camine hacia los lados o hacia atrás por 10 pasos. “Caminar hacia los lados le da a su cuerpo un poco de práctica al dar un paso hacia los lados, lo cual es una estrategia de reacción importante para evitar una caída. Caminar hacia atrás desafía los otros sistemas de equilibrio de su cuerpo, ya que no puede ver hacia dónde va”, dice Orpin.

Subir escaleras. “Cuando subes sin aferrarte a la barandilla, ayuda a entrenar tu cuerpo para que se equilibre en una pierna y mejora la estabilidad de la pierna. Bajar las escaleras te obliga a controlar la colocación del pie ya que estás trabajando contra la gravedad”, dice Orpin. Subir escaleras también fortalece las piernas y los músculos centrales (abdominales). Orpin advierte si usted no puede subir escaleras sin aferrarse a la barandilla, si tiene problemas de equilibrio, si no puede pararse sobre un pie durante al menos siete segundos y si no puede subir con un pie sobre el otro, entonces el ejercicio es el que le ayudará a mejorar su vida.

Golf. “El golf incluye una gran cantidad de cambios de peso a medida que se balancea y su tronco gira. Ese cambio de peso desafía su equilibrio”, dice Orpin. El golf también ejercita los músculos centrales y de los brazos, y las piernas se ejercitan si se salta el carrito de golf y camina por el campo.

Tenis. “Hay mucho movimiento hacia adelante y hacia los lados en el tenis, y su coordinación y tiempo de reacción son desafiados, lo que ayuda a mantener el equilibrio”, explica Orpin. El tenis también cuenta como una actividad aeróbica y ayuda a mantener fuertes los músculos.

Consejos para comenzar

Obtenga la aprobación de su médico antes de comenzar cualquiera de estas actividades, especialmente si tiene problemas de equilibrio, corazón o pulmón.

Cuando decida comenzar a mejorar su salud recuerde ir a centros autorizados del deporte y que cuenten con personas certificadas.

Fuente:

https://www.health.harvard.edu/staying-healthy/better-balance-activities-to-keep-you-on-an-even-keel