Por casi 20 años he impartido clases de Kung Fu, no siempre igual, el instructor va evolucionando también al tiempo que aprendes a enseñar y aprendes a aprender de los estudiantes. Durante todo este tiempo he visto pasar cientos de jóvenes por la clase de Kung Fu, algunos de ellos pasan solo un par de meses, otros llegan a la década y sin embargo en todos es notable un cambio, tal ves ellos no lo noten por si mismos, pero para quienes vemos del otro lado del cristal es indiscutible que el Kung Fu cambia a la gente, nos provee de un mejor estilo de vida y nos enseña a través de lo físico a cambiar la mente.  ¿Pero cómo lo hace?  es decir específicamente ¿cómo se logra este fenómeno?   es lo que me permito explicar brevemente en este artículo.

¿Que es el Kung Fu?

Empecemos por definir que es el Kung Fu, la respuesta más a la mano es “un arte marcial de china” y con ella resolvemos rápidamente la incógnita para la mayoría de los interesados, sin embargo  en cuanto más conocemos el Kung Fu más difícil nos es definirlo, se trata de una filosofía, de un arte marcial,  de un ejercicio terapéutico, de un ejercicio aeróbico, de una excusa para hacer amigos  y en algunos casos para formar familias, pero más allá de todo esto es un método para mejorar tu vida. 

¿Como cambia tu vida el Kung Fu? 

El Kung Fu cambia tu vida desde dos puntos de vista el físico (tu cuerpo) y el espiritual (tu actitud en la vida) siendo éste último el más importante de todos. Solamente quien trasciende más allá del  Dojo (Kwon en mandarín, área de entrenamiento) logra obtener el beneficio más preciado del Kung Fu el cambiarse a sí mismo.

Aspecto Físico 

En el aspecto físico es evidente el cambio, al  hacer un ejercicio coordinado que involucra a todo el cuerpo de manera conjunta los beneficios comienzan a notarse inmediatamente; pérdida de peso, agilidad, músculos tonificados, mayor energía para vivir el día día. Y en ellos las consecuencias qué consisten en sentirte más contento contigo mismo, más feliz de tu aspecto, más seguro de ti mismo y de tus capacidades físicas.  Los antiguos Chinos pensaban que si una persona no podía moverse libremente, entonces era prisionero de su cuerpo, el cuerpo dominaba la mente, el Kungfu representa la oportunidad de tomar control de ti mismo y sentirte libre, sentir que puedes hacer lo que sea , sentir que puedes defenderte si es necesario, subirte a un árbol, andar en patineta, correr un maratón, nadar en el mar y todas las cosas que quisieras hacer pero que temes no lograr pues tal ves tu físico no te responda como debería. 

En la salud el cambio también es evidente, un antiguo proverbio chino dice: “Para la Salud, primero el ejercicio, despues la dieta, despues las medicinas” esto refleja la forma de pensar de los antiguos maestros, si haces ejercicio prácticamente puedes comer lo que quieras, si no haces ejercicio no puedes comer lo que quieras, tendrás que hacer dieta, y si no haces dieta entonces tendrás que acudir a las medicinas. Hacer Kung Fu presenta también libertad, libertad de poder comer lo que quieras! Libertad de no estar apegado a las medicinas o tratamientos.

Aspecto Espiritual 

El aspecto espiritual o la forma en la que el Kungfu cambia la vida de todos nosotros es su tesoro más preciado, y es ahí donde se separa abismalmente de ser tan sólo un ejercicio y se convierte en una filosofía integral. En realidad es algo muy sencillo de comprender, pero muy difícil de llevar a cabo y consiste simplemente en transportar la filosofía del arte marcial a nuestra vida cotidiana, eso es todo, no hay pergamino del dragón (KungFu Panda) escondido aquí, la respuesta está al alcance de todos y es fácil de comprender, no así de llevar a cabo. 

Esto significa que tu clase de entrenamiento no termina en las dos horas en las que sales del templo, sino que la misma actitud que mantuviste en toda la clase es la misma actitud que debes llevar contigo afuera, es decir durante la clase te portaste respetuosamente con tus compañeros, te portarás igual de respetuoso con las personas afuera, en tu clase aprendiste a no hablar de más, no hablarás de mas en tu vida cotidiana, en tu clase aprendiste esforzarte, y aún cuando todo el día tuviste que continuar y aún cuando no querías hacer ya el ejercicio tuviste que resistir, tuviste que aguantarte el sudor el cansancio el dolor y terminar lo que habías empezado, eso mismo debes hacer en tu vida. Durante todo el proceso de aprendizaje del Kungfu tendrás dudas, cuestionarás a tus maestros, tendrás acuerdos y tendrás desacuerdos, y sin embargo si has comprendido bien tendrás que terminar lo que empezaste aún cuando algunas cosas no te parezcan, lograrás llegar a tu objetivo con tenacidad y disciplina y eso es lo que el Budismo Chan (Filosofía del Kung Fu) enseña en realidad.  Si has logrado esto entonces permíteme felicitarte!!  has cambiado tu vida, y tendrás más éxito de ahora en adelante. 

Basta una mirada para darse cuenta cuando alguien ha entendido el Kungfu, igual que como hacemos cuando alguien trata de vendernos algo; si una persona tiene calvicie y trata de venderme un tónico para el cabello ¿qué tanto puedo confiar en ese tónico? , si una persona que no puede controlar sus impulsos trata de incluirme en su grupo de meditación, ¿que puedo esperar de ese grupo de meditación? Si alguien trata de enseñarme Kung Fu y es una persona indisciplinada, que no ha logrado sus objetivos, o que simplemente presenta un desorden en su vida ¿Qué tan bueno sera su Kung Fu?.

No pretendemos con esto juzgar a nadie, no es nuestro lugar calificar a los demás sino a nosotros mismos, nuestra intención es con esto reflexionar si la filosofía del budismo Chan y el Kungfu enseñan valores, respeto, disciplina, vencer tus objetivos resistir la adversidad y continuar adelante entonces ese es su más preciado tesoro y eso es lo que nos sacará adelante en nuestras vidas. 

Este pensamiento está representado en una roca labrada a la entrada del Templo Shaolin de China, donde se aprecia al gran maestro DaMo cruzar el río parado en un carrizo símbolo del respeto y la tenacidad en la cultura China, que son los vehículos que nos conducirán por ese río que es nuestra vida. 

No dejes dentro de tu escuela de artes marciales(sea Kung Fu o alguna otra) las enseñanzas,  debes llevarlas contigo, si las dejas ahí entonces has trasformado al Kung fu en solo un ejercicio físico, si las llevas contigo entonces mejorarás tu vida significativamente y habrás encontrado el verdadero sentido del Kung Fu. 

En mandarín Kung Fu no significa Arte Marcial  (eso se dice Wushu)  Kung Fu  significa superarse cada día, o trabajar cada día para llegar un poquito más arriba del límite.

 

Amitabha!

Mtro. Daniel Corona Aguilar

 

 

Aprende Kung Fu

En Colonia Roma, Coyoacán y Tlalpan existen escuelas certificadas  para la enseñanza Auténtico Kung Fu Shaolin.

Clases de Kung Fu

En México existen centros autorizados para la enseñanza del Auténtico Kung Fu Shaolin por la Asociación Internacional de Shaolin China y el USA Shaolin Temple.